Los Secretos de la Influencia en las Redes Sociales


Recientemente, Televisión Española en su programa “Redes”, conducido por el gran Punset, emitió un programa en el que entrevistaban a James Fowler con el título de “El poder de las redes sociales”

A los que asistieron a mi conferencia en el II Congreso de Social Media Marketing o han visto mi ponencia acerca de la Influencia e Influenciadores en los Medios Sociales, seguro que os sonarán familiares algunos conceptos que aquí os presento, ya que James Fowler fue una de los autores que inspiraron mi presentación.

Una de las cuestiones que defendí al inicio de mi presentación fue la necesaria cooperación interdisciplinar  como factor imprescindible para entender este nuevo fenómeno que conlleva la ampliación de nuestras relaciones sociales y la influencia que cada individuo puede ejercer en la colectividad.

La complicidad de perfiles diversos como lingüistas, matemáticos, sociólogos, psicólogos, profesionales del marketing y la comunicación e informáticos entre otros, nos podrían proporcionar conclusiones hasta ahora desconocidas y nos facilitarían una comprensión integral de un fenómeno a priori complejo en exceso, más allá del manido intento de utilizar absurdamente las redes sociales como redes de venta directa.

A todos los interesados en la temática de Social Media os aconsejo que veáis este vídeo con atención, pues nos demuestra que para acercarnos a una meridiana comprensión del fenómeno hemos de ir mucho más allá del examen de las redes digitales.

Termino con una pregunta para debatir ¿creéis que tenemos realmente tanto poder de influencia como el que propone Fowler? Y si lo tenemos, ¿por qué no lo estamos utilizando para generar un beneficio social tangible?

Así pues, con el vídeo os dejo también a continuación una serie de comentarios extraídos literalmente del mismo que a los que no tengáis tiempo para verlo y que os dará una idea de la temática tratada.

.

.

  • Para saber quiénes somos tenemos que comprender cómo estamos conectados.

  • Nuestras acciones y actitudes influyen a miles de personas cada día.

  • Aproximadamente el 68% de la gente conoció a su pareja gracias a la intermediación de alguien que conocía.

  • El 75% de los homicidios que se cometen en EE.UU se cometieron entre gente con un alto grado de relación.

  • Si has tenido un sobrino recientemente tienes un 15% más de probabilidad de tener un bebé que el promedio de la gente.

  • El promedio de esperanza de vida entre hombres casados es de 7 años más que el de los solteros. Entre las mujeres, el incremento es sólo de dos años.

  • Si tienes amigos obesos tienes más probabilidades de ser obeso.

  • Hay redes que constituimos con un objetivo concreto y redes que surgen de forma natural. Ambas manifiestan las mismas propiedades, como la del mundo pequeño (Small world network)

  • La influencia se puede dar hasta con tres grados de separación (como la canción: los amigos de los amigos de tus amigos)

  • De promedio estamos conectados a tres grados de separación con 8.000 personas, a las que no conocemos en su gran mayoría, pero sin embargo nos están influyendo.

  • Contagio y conexión. Es básico que existan. Nos afecta la estructura de la red (si dos amigos tuyos no son amigos entre sí, esto causa un impacto psicológico), pero también lo que se difunde en las redes.

  • Contagio: tendemos a copiar el comportamiento de aquéllos con los que estamos conectados (efecto sonrisa contagiosa)

  • Los hábitos y los estados emocionales (gracias a las células espejo) se transmiten por las redes sociales como si fueran virus contagiosos.

  • La gente más feliz es aquélla que tiene más cantidad de amigos, aunque sean más superficiales.

  • Cada amigo feliz contribuye nuestras probabilidades de alegrarnos en un 9%, mientras que cada amigo infeliz, sólo incrementa nuestra tristeza en un 7%. Cuanto más amigos uno tenga, mayor es la probabilidad para estar feliz.

  • Concepto de Emergencia: un colectivo o grupo desarrolla determinadas características que no manifiestan los individuos de ese mismo grupo. Ejemplo: los átomos de carbono pueden organizarse para formar grafito o para formar un diamante. El grafito tiene muchas más propiedades que el diamante.

  • Las redes demasiado densas, donde todo el mundo se conoce, o bien aquéllas que nadie conoce a nadie, no son rentables económicamente. Son aquellas redes “mixtas las que ofrecen más rendimiento.

  • Cuanto más grande es el neocórtex de un primate, más complejas son sus relaciones sociales y más cantidad de miembros hay en su grupo social.

  • El número de Dumbar, que nos da un promedio de la cantidad de miembros en un grupo, en el caso del ser humano es de 150 (cantidad de miembros en clanes de aldeas recolectoras y cazadoras, cantidad de soldados dentro de una compañía militar)

  • El promedio de los amigos de Facebook es de 130 personas registradas.

Y recordad que los mercados son conversaciones. Primera tesis del Manifiesto Cluetrain.

3 comments

  1. Hola Fco Javier:
    Como todo lo criticable de Punset y la línea que sigue, diría que el sujeto es más activo que todo esto, y que las cosas no son tan lineales causa—->efecto, los climas de opinión de la red tienen un obvio impacto en los demás. Basta que pongas un “me siento triste” en fb para que todo el mundo se lance a preguntarte qué te pasa. O “me voy al Caribe” para que todo el mundo apriete me gusta. ¿Pero que pasa con la envidia?, el viaje al Caribe..¿estaría generando alegría o envidia?…eso no se puede codificar a través de parámetros medibles, porque seguimos siendo fuente de indeterminación…GRACIAS POR COMPARTIRLO!!

    1. Hola Iñigo,

      Muchas gracias por tu aportación. Si hablamos de la reducción del comportamiento a la pura netnografía siempre habrá cosas que se nos queden inevitablemente por el camino. Por eso postulo al principio del artículo lo que denomino cooperación interdisciplinar, ya que sería la única manera de ir acotando poco a poco eso que denominas fuente de indeterminación.
      En cualquier caso y a nivel individual, Fowler me ha aportado otra visión en las relaciones humanas que podrían trasladarse a las redes digitales. En el caso del viaje al Caribe, lo más probable sea que lo primero que suscite al sujeto sea curiosidad si el primer sujeto considerara que es digno de confianza (podría estar engañándole) A partir de ahí efectivamente podría sentir envidia y aquí la pregunta en mi opinión sería: ¿se podría contagiar la envidia hacia su entorno?
      Gracias de nuevo por aportar un punto de vista tan distinto e interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s